Loading...

martes, 28 de junio de 2011

NOS AYUDA LA ALIMENTACIÒN EN NUESTRA SALUD


UNA CORRECTA ALIMENTACIÓN puede tener un montón de beneficios para tu salud. Con una buena alimentación estas cuidando a tu cuerpo y lo
mantenés siempre sano.

Cuidando y seleccionando los alimentos que consumimos día a día estamos dándole a nuestro organismo lo que realmente él necesita y en la proporción adecuada.

Muchas enfermedades dependen de la manera en que nos alimentamos, ya que con una buena alimentación pueden prevenirse o atenuarse sus consecuencias.

La mejor forma de prevenir es a través de una alimentación equilibrada, que brinde el aporte necesario para cubrir los requerimientos de cada organismo.

El comer saludablemente es la mejor manera de:
  • Tener energía durante todo el dia
  • Conseguir las vitaminas y minerales que necesitas
  • Mantenerte fuerte para realizar deportes y otras actividades
  • Alcanzar tu estatura máxima, si todavía estas creciendo
  • Mantener un peso que sea el mejor para tu cuerpo
  • Prevenir hábitos de alimentación que no sean saludables
¿Qué significa comer saludablemente?
  • Procurando hacer todas las comidas y meriendas a tiempo
  • Comer cada día de todos los grupos de alimentos, para llenar tus necesidades de crecimiento y salud
  • Balancear los alimentos altos en nutrición con cantidades moderadas de otros alimentos como los dulces y las comidas rápidas (fast foods)
  • Comer cuando tienes hambre y parar de comer cuando estes lleno
  • Aprender mas de nutrición y hacer de los alimentos una parte importante en tu vida
Consejos para comer saludablemente
  1. No omitas las comidas - planifica tus comidas y meriendas.
    • Lo creas o no - el comer 3 comidas y 2 meriendas es la mejor manera para mantener tus niveles de energía y un peso saludable. Tu estarás mas propenso a comer de mas o a seleccionar alimentos bajos en nutrición cuando tienes demasiada hambre.
    • ¿Vas a comer fuera de la casa? No te quedes desamparado - lleva alimentos contigo o averigua donde puedes comprar alimentos que sean saludables y que te satisfagan.
  2. Aprende maneras simples y saludables de preparar alimentos.
    • Piensa en hornear, hervir, asar, sofreir y cocinar al microhondas como maneras saludables de cocinar en vez de freir tus alimentos.
    • Trata hierbas secas (basil, oregano, parsley) y especias (pimienta de limón, polvo de chili, polvo de ajo) para darle sabor a tus comidas, en vez de añadirle mantequilla, margarina y salsas con grasa.
    • Quitále la piel y la grasa a las carnes: vas a continuar recibiendo la nutrición que necesitas y continuarás disfrutando del rico sabor - y además es más saludable para el corazón!
  3. El azúcar es “energía vacía” - evita comer demasiada.
    • Las bebidas carbonatadas y los refrescos son una gran fuente de energía vacía. Esto significa que contienen mucha energía que no necesitas y pocas vitaminas, minerales, proteína y fibra. Trata refrescos de dieta o bebidas en polvo sin azúcar, y agua en vez de refrescos y jugo. Aún los jugos sin azúcar contienen mucha energía que no necesitas. Pero no exageres - está bien tomar 2 vasos pequeños de soda regular o de jugo al día.
    • El azúcar se encuentra en postres, galletas y dulces. Ocasionalmente has lugar en tu dieta para estos alimentos, pero no dejes de comer alimentos nutritivos por comer los dulces.

                                                                         







La alimentación es un proceso diario y esencial para el mantenimiento de la vida; los hábitos alimentarios forman parte de la cultura de cada pueblo, los cuales son aprendidos desde la infancia con los primeros alimentos que se le ofrecen al niño. Los alimentos además de ser necesarios para mantener la vida están vinculados con estilos de vida y tradiciones familiares.

Los alimentos son la fuente de energía y nutrientes. Nutrientes son sustancias que se encuentran en los alimentos y son esenciales para el ser humano, ya que no los podemos sintetizar en cantidad suficiente, como las vitaminas, los minerales y algunos aminoácidos. A pesar de su importancia la mayoría de la población costarricense sufre de “hambre oculta”, lo que significa la carencia de nutrientes esenciales en la dieta diaria, o ingestión excesiva de alimentos o determinados componentes de la dieta. Todo esto, asociado a modificaciones en la forma de vida, hacen a estas personas propensas a una serie de enfermedades crónicas como algunos tipos de cáncer, problemas cardiacos, hipertensión arterial, diabetes y osteoporosis. Por lo tanto es necesario hacer mejoras en el nivel nutricional con la incorporación en la dieta de alimentos inocuos, mayor comprensión de una alimentación adecuada y saber cómo satisfacer mejor las necesidades nutricionales individuales usando los recursos disponibles.

La forma más simple para asegurarse de tener una buena alimentación es consumiendo alimentos de los cuatro grupos alimenticios, los cuales son: 1- Frutas y verduras, 2- Granos, 3- Productos animales, 4- Grasas y azúcares; ya que en conjunto el cuerpo se abastece de carbohidratos, proteínas, grasas y minerales.

  1. Frutas y verduras: De este grupo se recomienda incluir por lo menos dos raciones en cada una de las comidas, las hojas de color verde son ricas en betacarotenos y otras vitaminas, hierro y varios minerales y en fibra insoluble; las frutas además son ricas en antioxidante como las vitaminas A y C.
  2. Granos: Es recomendable consumirlos en cantidad suficiente, este grupo está compuesto por cereales y leguminosas, la combinación de estos dos alimentos puede sustituir el valor proteico de la carne o huevo, por lo que se recomienda incluir un plato de esta combinación por lo menos una vez a la semana. El "gallo pinto" (arroz con frijoles) es excelente en este sentido. Los cereales constituyen la base para la fabricación de productos: del trigo se hace el pan, pastas y galletas, del maíz se hacen las tortillas. Es importante consumir integrales las leguminosas y los cereales como la avena, el trigo, la cebada, el maíz y el arroz, pues además de tener vitaminas y minerales son fuente importante de fibra. La fibra contribuye al control del colesterol en la sangre ayudando a prevenir la arteriosclerosis, además la fibra insoluble esta relacionada con la disminución del estreñimiento.
  3. Productos animales: Se recomienda consumirlos con constancia pero con moderación y hacerlo en poco cantidad en cada comida, esto es debido a que contienen el peor tipo de grasa para la salud, las grasas saturadas, aunque son de alta concentración energética y proporcionan proteínas de excelente calidad. Por lo tanto evite las carnes en la que se vea la grasa, limite el consumo de vísceras y sobre todo los productos envutidos que además de tener un contenido alto en grasa tienen sal y otros aditivos químicos poco aconsejables para la salud. Otro producto es la leche y sus derivados los cuales son importantísimos en la alimentación infantil y mujeres embarazadas, pero se debe tener cuidada pues es rica en grasa saturada y colesterol sobre todo la mantequilla y la crema, por ello se recomienda consumir los productos lácteos descremados.
  4. Grasas y los azúcares: Se recomienda consumir lo menos posible, las grasas son importantes en la alimentación porque además de aportar energía, permiten la absorción de las vitaminas solubles en grasa como la A, D, E y K. Sin embargo es importante anotar que una solo cucharada de aceite contiene 120 calorías y esta alta concentración es la que limita su uso para evitar un desbalance en cualquier alimentación.
                










3 comentarios:

  1. muy buena informacion

    ResponderEliminar
  2. PARA Q TODOS ESTEMOS EN CAPACIDAD DE ENFRENTAR ESTA VIDA TENEMOS Q ESTAR SALUDABLES

    ResponderEliminar